<span>Si cuentas con este electrodoméstico en el hogar y lo usas de manera habitual, puede que te haya ocurrido alguna vez: ¿Se pueden evitar los <b>malos olores en el aire acondicionado</b>? Como expertos en este campo, podemos decirte que, por suerte, sí. Solo hay que prestar un poco de atención y realizar un sencillo mantenimiento de forma periódica. <br></span> <span>Si este inconveniente ha aparecido en tu hogar, no te agobies. No eres ni el primero ni el último al que le va a ocurrir. Pero, ¿por qué aparecen los <b>malos olores en el aire acondicionado</b>? Son varios los factores que lo provocan. El más habitual y extendido suele ser el agua condensada del aire tratado y que puede llegar a emitir malos olores en caso de que se corrompa. <br></span> <span>Pero no es el único factor que puede provocar este problema. También puede deberse a la acumulación de materia orgánica que flota en el aire y que se quedaría atascada en el condensador, afectando también a la calidad del aire. Además, en el caso de tener en el hogar animales o mascotas, las posibilidades de que aparezcan <b>malos olores en el aire acondicionado</b> se multiplican. <br></span> En último lugar, unos filtros sucios o en mal estado también pueden influir negativamente en la aparición de este inconveniente en el hogar, afectando directamente al rendimiento del equipo y a la calidad del aire.   <br><b><br>Consejos para evitar los malos olores en el aire acondicionado</b> <br>Una de las claves, la principal podríamos decir, para evitar los malos olores es llevar a cabo un correcto mantenimiento del aparato. De esta manera, al asegurar siempre un perfecto estado de revista, su funcionamiento no se verá alterado en ningún momento. Pero, ¿cómo conseguirlo? <br><span>En primer lugar, hay que mantener los filtros siempre bien limpios. Es posible que la acumulación de suciedad en el panel frontal sea el origen de los <b>malos olores en el aire acondicionado</b>. <br></span> Además, también ayuda a evitar esta situación evitar que haya largas distancias en los desagües, sobre todo en las zonas horizontales. En último lugar, si el electrodoméstico cuenta con función de autolimpieza, deberos utilizarla para poder evitar los malos olores. Si nada de esto funciona, lo más conveniente es ponerse en manos de una empresa especializada capaz de asesorarte y resolver cualquier duda que pudieras tener.




Compartelo con tus amigos en: